diciembre 12, 2018
Tecnologias

Inauguran el Laboratorio Nacional de Observación de la Tierra

El Laboratorio Nacional de Observación de la Tierra (LANOT) fue inaugurado hoy en el Instituto de Geografía de la UNAM como una respuesta a la necesidad de contar con información precisa y casi inmediata sobre eventos meteorológicos adversos con el fin de enfrentar amenazas y disminuir los riesgos.

Este laboratorio es pionero en América Latina, además de evaluar eventos meteorológicos como incendios forestales o emisión de cenizas volcánicas, también es una unidad de investigación especializada para el desarrollo científico y de innovación en temas como percepción remota y tecnología satelital.

“Nos sentimos muy orgullosos de ser los primeros en América Latina. De la Geonet Cast hay dos en Latinoamérica, pero la que nosotros tenemos es la única que está en una universidad; la polar está en dependencias de gobierno, y nosotros tenemos la que recibe imágenes de satélites de última generación”, aseguró Manuel Suárez, director del Instituto de Geografía.

Los científicos presentes precisaron que las funciones más importantes de este Laboratorio Nacional son recibir, almacenar, procesar y distribuir datos e imágenes obtenidas por satélite que permitan crear distintas evaluaciones del uso de suelo y la cubierta vegetal, además de realizar un monitoreo constante de la atmósfera y los océanos para determinar los distintos impactos a nivel social.

La recepción de imágenes del LANOT es realizada a través de tres distintos sistemas: el sistema Geonet Cast, de órbita polar y el satélite GOES-16. Al momento de recibir las imágenes, la información se procesa y se distribuye en el portal web del laboratorio. Gracias a estos datos se han detectado eventos como huracanes, frentes fríos, incendios forestales, entre otros.

“Es ahora una nueva generación con la que se genera, básicamente, tres veces más información de la que existía anteriormente. Además, recibe imágenes satelitales cada 15 minutos del hemisferio completo, lo que anteriormente eran casi tres horas, lo que permite una mayor resolución por pixel”, precisó Gabriela Gómez, jefe del Laboratorio de Análisis Geoespacial.

Esto también permite vigilar y monitorear en todo momento el desarrollo de fenómenos naturales, según Gómez. “Los satélites geoestacionarios están a una distancia considerable de la Tierra, mismos que van siguiendo el movimiento de rotación, de tal suerte que siempre están ubicados en el mismo punto, por eso tienen la capacidad de captar la información de la zona”.

Con la tecnología que cuenta el LANOT es posible recibir información directa del telescopio “Solar Ultraviolet Imager” que capta imágenes directas del sol, lo que posibilita la detección temprana de posibles impactos solares ante la magnetósfera que puedan provocar daños en los sistemas de energía, comunicación y sistemas de navegación.

El Laboratorio ofrecerá un servicio de adquisición, almacenamiento y procesamiento de datos e imágenes, que constan de 2.7 Terabytes al día. Además permitirá el libre acceso a los distintos productos que se generan a diario y que estarán disponibles en su portal.

Durante la presentación estuvieron Manuel Suárez, director del Instituto de Geografía; Jorge Prado y Gabriela Gómez, jefe e integrante del Laboratorio de Análisis Geoespacial, respectivamente.

El LANOT es un proyecto que nace por el apoyo del Conacyt y de instituciones como: CENAPRED y el Servicio Meteorológico Nacional. Además, instituciones académicas como el IMTA, la UAEM y la UASLP trabajan en conjunto sobre proyectos de evaluación de sequía en distintas regiones del país, así como proyectos sobre el cambio en la vegetación y evaluación de cosechas.

jpe

Noticias Relacionadas

Mas noticias de esta categoria

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *