junio 17, 2018
Ciencia & Tecnologías

Dejar de fumar: ¿Qué sucede cuando dejas de fumar?

Dejar de fumar es una decisión de vida o muerte, de forma literal. Pero, como adicto a la nicotina, entiendo que las frases hechas tampoco ayudan demasiado. A veces se necesita información objetiva, algo que nos ponga en un frío número todo lo que nos estamos perdiendo por este maldito vicio y, por sobre todo, todo lo que podemos ganar. Ahí es donde servicios como la “Calculadora de recuperación de fumadores” es útil. Está útil calculadora, con apenas unos pocos datos, nos dirá no solo cómo mejorará nuestra vida después de fumar, sino también cuántos años de vida ganaremos. Si tienes pensado dejar de fumar, sigue leyendo.

Fumar apesta. Es un vicio debilitante, no solo a nivel físico, sino también psicológico. Fumar es algo que domina nuestras vidas, desintegra nuestro cuerpo y disminuye nuestra autoestima y voluntad. Dejar de fumar es un objetivo que todos los fumadores, sin excepción, deberían tener en sus horizontes. Sin excusas. Y para ayudarte un poco en esa titánica tarea, porque sé que esto es muy difícil, nada mejor que la ayuda de la ciencia, los números objetivos y, por sobre todo, el conocimiento de cuánto mejorará nuestra vida una vez desterrada la adicción.

Síndrome de abstinencia y recuperación del ritmo cardíaco

Cómo dejar de fumar

La “Calculadora de recuperación de fumadores” es ideal para ayudarnos a tomar esa resolución. Es una simple herramienta que con muy pocos datos (edad, años de fumador, cuántos cigarros fumas por día, etc.), te dará una perspectiva de lo que podrás esperar a futuro: cuántos años de vida ganarás, cuando bajará tu presión arterial, cuándo disminuirá la posibilidad de cáncer de pulmón y, lo más importante, en qué fechas deberás esperar los cimbronazos del síndrome de abstinencia, así como cuándo empezarán a reducirse los síntomas.

dejar de fumar
Riesgo de diabetes y de caída de dientes

Por ejemplo, en mi caso, si dejara de fumar mañana, en dos días la ansiedad se haría presente. Por suerte, el síndrome de abstinencia tiene también fecha de caducidad: a los diez días empezarán a disminuir y a los veinticuatro días, más o menos, habrían de desaparecer por completo. Esto es importante porque, en plena desesperación, es fácil creer que la ansiedad podría durar eternamente, pero este servicio deja en claro que no, las cosas van a mejorar… ¡y mucho! La presión arterial, el riesgo de diabetes, de caída de dientes, de contraer cáncer de pulmón irán disminuyendo con el tiempo. Y, lo mejor, que si dejara de fumar mañana, ganaría poco más de seis años de vida. Nada mal.

Si tienes pensado no fumar más, esta simple calculadora podría ayudarte a tomar la decisión. Porque es mucho lo que tienes por ganar, no solo en años de vida, sino en calidad de vida. ¡Adelante y mucha suerte!

Fuente: www.neoteo.com

Noticias Relacionadas

Mas noticias de esta categoria

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *